jueves, 13 de septiembre de 2007

FIESTAS PATRIAS, ANARQUISMO Y VEGETARIANISMO

Para quienes compartimos con ciertas aspiraciones anarquistas, o concordamos con algunos de sus principios, como lo es su postura contraria al patriotismo, las fiestas patrias se convierten en un mes bastante desagradable. Más todavía para los que somos vegetarianos; septiembre representa un mes que además de ser desagradable simboliza la crueldad hacia los animales.

No defiendo, ni comparto la existencia de fronteras, ni de banderas, creo que son divisiones negativas para la humanidad, que han causado y causan hasta el día de hoy grandes conflictos que terminan en ciertos casos con guerra, muerte y destrucción. Por el mero hecho de defender una bandera, un territorio, las sociedades entran en diferencias que son motivo de discriminación, de violencia, racismo y xenofobia, es cosa de ver nuestra relación con Perú, llena de conflictos, pero que ciertamente tienen un origen con la existencia de fronteras y banderas.
Estas fronteras y banderas causan divisiones que contribuyen con las desigualdades, a través de las aspiraciones de los países por obtener mayores beneficios y por actuar en el mejor papel dentro de la economía mundial, entrando en este juego de individualismos y egoísmos propios del actual modelo capitalista.
Es por esta razón, en términos simples y breves que rechazo el tema patriótico, no soy amigo de las banderas, pero no por ello dejo de lado el sentimiento de cercanía hacia la gente que me rodea, que en mi caso sería con l@s chilen@s, la gente que más conozco y con quienes me relaciono día a día, es decir un sentimiento natural frente al lugar donde nací, pero que a mi parecer no se relaciona con el patriotismo.

Respecto al vegetarianismo -que se origina en mi caso por razones éticas hacia los animales- en relación a las fiestas patrias, pienso que son un gran símbolo de la crueldad que se comete día a día contra los animales, por medio de tradiciones como el rodeo o los circos con animales, que no son más que un fiel reflejo del deficiente sentido ético respecto al trato hacia los animales no humanos, o en otras palabras el gran desajuste y egoísmo humano hacia las demás especies.
De tal forma, creo que es fundamental que la gente vaya tomando conciencia, y comience a darse cuenta de una realidad bastante dura que se vive en el mundo hacia los animales, quienes son una especie que comparte una gran cantidad de similitudes con la nuestra, y dentro de ellas se encuentra, que tanto los animales humanos como no humanos tenemos la capacidad de sentir, ambos compartimos con la existencia de un sistema nervioso que nos otorga esta atribución, la cual, como podremos saber nos permite experimentar el dolor físico frente a un estímulo, y por ende sufrir si la magnitud del estímulo lo amerita. Así, uno puede darse cuenta del gran sufrimiento que viven los animales hoy en día, ya sea en las industrias de la carne, leche u otras; en la producción de abrigos de pieles, en experimentaciones científicas o en entretenimiento, como lo son los rodeos o circos (los casos más comunes en nuestro país).
Junto con esto también podemos reconocer diferencias, y la que me gustaría destacar es nuestra capacidad de uso de la razón y de alcanzar la libertad, es decir, nuestra capacidad de tener un “yo” constituido, ser nosotros mismos en conciencia, formarnos juicios y poder así guiar nuestros actos hacia determinados fines, en cambio que los animales no pueden llegar a tal punto, sólo responden a sus impulsos; a su animalidad.
Entonces así, defiendo que el ser humano debe usar esas hermosas capacidades y atribuciones que lo diferencian de los animales, y ponerlas en disposición del bien común, y uno de esos bienes se relaciona con la ética hacia los animales, que la considero como darle valor a la vida de los animales, no usarlos ni abusar de ellos, sino que convivir en armonía junto a ellos y toda la naturaleza.

Que bonito sería vivir en una sociedad en donde no existieran ni fronteras, ni banderas, que convivamos en armonía entre nosotros mismos y con las demás especies, y así exista una concordancia en lo que respecta al respeto hacia los animales humanos y no humanos, ya que si no existiera ese trato ético hacia los animales no humanos, tampoco lo habría en su plenitud hacia nosotros mismos. Aunque para ello, hay que ir construyendo un camino y cada cuál debe descubrirlo.


Respecto al tema del vegetarianismo por razones ligadas a la ética hacia los animales puedes conocer la reciente campaña llamada "SEPTIEMBRE SIN CRUELDAD", que impulsó la organización Anima Naturalis, y convocó a centenares de manifestantes el pasado Sábado 8 de septiembre, si visitas las siguientes páginas web podrás ver las fotos y conocer más de cerca esta campaña:

















http://www.animanaturalis.org/modules.php?goto=Nvst41_5776

http://megagalerias.terra.cl/megagalerias/informativas/index.cfm?idmg=24494


RAÚL TRONCOSO DEL RÍO.

1 comentario:

Soy Ignacio Van der Werf Meyer dijo...

Raúl, se pasó tu blog, no lo cierres nunca, NOS (Jaja) va a servir...
SOCIOLOGIAENLACHILE
SOCIOLOGIAENLACHILE
SOCIOLOGIAENLACHILE
SOCIOLOGIAENLACHILE
SOCIOLOGIAENLACHILE...
Jaja...ya nos vemos el martes en la prueba de Cs. Sociales...Que Rico!!